Botox en CDMX

Rejuvenece tu rostro SIN cirugía

¿Buscas Botox en CDMX? La Dra. María Julia Hernández ofrece la aplicación de Botox en CDMX para combatir las líneas finas y también las arrugas profundas.

Basado en +500 opiniones

Resultados

Testimonios

Testimonios de pacientes

valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
Me dio muchísima confianza, me explicó a detalle lo que debía hacer. Muchas gracias por su atención
Yolotzin Torres
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
Excelente doctora, explicaciones sencillas, entendibles, atención de calidad y calidez
Tavo Falcón
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
valoración de 5 estrellas
Excelente trato. Me dio mucha confianza y todo muy bien explicado.
L. Reyes

Sobre mí

Especialista para la aplicación de ácido hialurónico en DF

Dra. María Julia Hernández, Otorrinolaringólogo

Cédula Profesional: 3838437 | Cédula de Especialidad: 6384906

La Dra. María Julia Hernández es un médico especialista en el manejo de pacientes de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello.

  • Estudió Medicina General en la Facultad de Medicina de la UNAM.
  • Realizó su especialidad de Otorrinolaringología en el Hospital Juárez de México, en la Ciudad de México.
  • Está certificada por el Consejo Mexicano de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.
  • Miembro de la Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.
  • Miembro del Colegio Mexicano de Laringología y Fonocirugía.
  • Diplomado en Rinología, Senos Paranasales y Cirugía Facial.
  • Curso teórico práctico de alergias en otorrinolaringología.
  • Laboratorio quirúrgico de laringe.
  • Más de 14 años de experiencia en otorrinolaringología.
  • Más de 60,000 pacientes atendidos entre el medio público y privado.
  • Más de 3,000 procedimientos realizados entre el medio público y privado.

Botox en CDMX

¿Buscas Botox en CDMX? La Dra. María Julia Hernández ofrece la aplicación de Botox en CDMX para combatir las líneas finas y también las arrugas profundas.

El Botox es uno de los tratamientos de rejuvenecimiento más populares y efectivos para las arrugas causadas por expresiones alrededor de los ojos y en la frente. Mejora temporalmente la apariencia de las líneas moderadas y severas del entrecejo y las patas de gallo causadas por contracciones musculares repetidas, por fruncir el entrecejo y entrecerrar los ojos durante años. El Botox proporciona un alisamiento notable en toda la cara.

Botox en CDMX

¿En qué consiste el botox?

El botox es un tratamiento estético que utiliza toxina botulínica tipo A para reducir la apariencia de arrugas y líneas de expresión. La toxina botulínica es una proteína que, en pequeñas dosis, tiene la capacidad de bloquear temporalmente la transmisión de señales nerviosas a los músculos, evitando que se contraigan. Este efecto es reversible y permite relajar los músculos, lo que reduce la aparición de arrugas asociadas con movimientos repetitivos, como fruncir el ceño o sonreír.

El botox se inyecta en áreas específicas del rostro donde las arrugas son más notorias, como la frente, entrecejo y alrededor de los ojos. También se puede usar en otras partes del cuerpo para tratar diferentes condiciones médicas, como la hiperhidrosis (sudoración excesiva) o la distonía cervical (contracciones musculares involuntarias en el cuello).

¿Para qué sirve realizarlo?

El principal propósito del botox es suavizar las arrugas y líneas de expresión que se forman por la repetición constante de ciertos movimientos faciales. Estas líneas, conocidas como arrugas dinámicas, pueden hacerse más pronunciadas con el tiempo, dando un aspecto de envejecimiento prematuro. Al inyectar botox en los músculos que causan estas arrugas, se pueden reducir de manera significativa, proporcionando un aspecto más suave y juvenil.

Además de su uso estético, el botox tiene aplicaciones médicas. Se utiliza para tratar condiciones neuromusculares que involucran la hiperactividad muscular, como el blefarospasmo (contracciones involuntarias de los párpados) o la distonía. También se usa para controlar la migraña crónica, el bruxismo (rechinar de dientes) y la hiperhidrosis, al reducir la actividad de las glándulas sudoríparas.

¿Cuáles son los beneficios de hacerlo?

El botox ofrece una serie de beneficios tanto estéticos como médicos. En el campo estético, los beneficios incluyen:

  • Reducción de arrugas y líneas de expresión: Al relajar los músculos, el botox puede reducir las arrugas en la frente, el entrecejo y el área alrededor de los ojos, como las “patas de gallo”. Esto puede dar una apariencia más joven y relajada.
  • Resultados rápidos y efectivos: El botox comienza a hacer efecto en pocos días, y los resultados pueden durar varios meses, permitiendo una mejora visible con un tratamiento mínimamente invasivo.
  • Procedimiento rápido y seguro: El proceso de inyección es rápido y generalmente dura menos de 30 minutos. Además, el botox es considerado seguro cuando es administrado por profesionales capacitados y experimentados.
  • Sin tiempo de recuperación significativo: A diferencia de procedimientos quirúrgicos, el botox no requiere un tiempo de recuperación largo. La mayoría de las personas pueden reanudar sus actividades normales poco después del tratamiento.

En el ámbito médico, los beneficios del botox incluyen:

  • Tratamiento de condiciones neuromusculares: El botox es efectivo para tratar problemas como el blefarospasmo, la distonía cervical y el bruxismo, al relajar los músculos involucrados en estas condiciones.
  • Alivio de migrañas crónicas: Para algunas personas que sufren de migrañas crónicas, el botox puede ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de los ataques.
  • Reducción de la hiperhidrosis: Al disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas, el botox puede ser útil para tratar la sudoración excesiva en áreas como las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

El botox es un tratamiento versátil con aplicaciones tanto estéticas como médicas. Puede proporcionar resultados notables en la reducción de arrugas y líneas de expresión, además de ofrecer alivio para diversas condiciones médicas que implican hiperactividad muscular o hiperhidrosis. Los beneficios de hacerlo incluyen resultados rápidos, sin tiempo de recuperación significativo y la posibilidad de obtener una apariencia rejuvenecida de manera segura y efectiva.

Preguntas frecuentes

Después de una consulta inicial se analizarán sus objetivos, su piel será limpiada y preparada. El Botox® se administrará en el músculo debajo de la piel con una aguja pequeña, que bloquea temporalmente las señales que le indican al músculo que se contraiga. Esto da la apariencia de una piel suave y firme.

El Botox es una toxina que debilita temporalmente los músculos que juntan la piel en pliegues, haciéndola lo suficientemente resistente a las arrugas para evitar la formación de arrugas. Un médico puede identificar qué músculos debilitar. Cuando se inyecta, la sustancia se adhiere al músculo objetivo. Una vez que desaparece, normalmente después de unos cuatro meses, los músculos se regeneran y recuperan la fuerza suficiente para comenzar a arrugar su piel nuevamente.

Hay cientos de estudios que demuestran que es perfectamente seguro siempre que se use en las cantidades recomendadas. Solo usamos una pequeña cantidad para tratar las arrugas, menos de una décima parte de la cantidad utilizada para tratar afecciones como la parálisis cerebral.

Alrededor del diez por ciento de las personas dicen tener dolor de cabeza dentro de las 24 horas de haber recibido las inyecciones. Sin embargo, los dolores de cabeza normalmente son de corta duración y se desvanecen en 48 horas.

Cada vez que rascas o perforas la piel lo suficiente para hacerlo sangrar, siempre existe la posibilidad de inflamación. Después de su tratamiento, debe dejar la cara sola, sin maquillaje ni tocar durante unas pocas horas. Las heridas necesitan tiempo para sanar.

  • Está tomando relajantes musculares.
  • Presenta un trastorno de debilitamiento muscular.
  • Está embarazada.
  • Está amamantando.
  • Presenta alcohol en su sistema. Las inyecciones son más propensas a causar moretones si existe alcohol en el cuerpo, además puede hacer que las inyecciones se extiendan a los músculos que no desea tratar.

Ubicación

Managua 691, Lindavista, Gustavo A. Madero, 07300 Ciudad de México, CDMX, México

¡Agenda tu cita!

Para programar una consulta, puedes llamar por teléfono, o bien, utilizar el formulario en la sección de contacto.