Servicios

Puedo ayudarte con los siguientes servicios.

  • Oído
    Otitis: Inflamación del oído interno, medio o externo, usualmente acompañada de una infección.
    Vértigo: Es una sensación giratoria repentina que se manifiesta de forma interna o externa, y que suele producirse al mover la cabeza rápidamente.
    Mareo: Alteración del sentido del equilibrio y el lugar, posiblemente descrita como aturdimiento, sensación de desmayo o como si la cabeza estuviera girando.
    Sorderas: Pérdida de la audición ocasionada por una lesión en el oído interno o el nervio que conecta al oído con el cerebro.
    Tumores: Masa anormal de tejido que aparece cuando las células se multiplican más de lo debido o no se mueren cuando deberían.
    Parálisis facial: Debilidad repentina en los músculos de un lado del rostro.
    Perforaciones de tímpano: Orificio en el tejido que separa el canal auditivo del oído medio.
    Tapón de cerumen: El tapón de cerumen es una de las causas más comunes de pérdida de la audición.
    Fracturas temporales: Las fracturas del hueso temporal pueden producirse tras un traumatismo de cráneo romo grave; en ocasiones, afectan también las estructuras del oído y provocan hipoacusia o parálisis facial.
  • Nariz
    Sinusitis: Afección caracterizada por la inflamación de las cavidades alrededor de los conductos nasales.
    Rinitis alérgica y no alérgica: Irritación y también inflamación de la membrana mucosa en la nariz.
    Poliposis nasal: Neoplasia indolora y benigna que crece en la pared de la nariz y los senos paranasales.
    Tumores: Masa anormal de tejido que aparece cuando las células se multiplican más de lo debido o no se mueren cuando deberían.
    Desviación del tabique nasal: Desplazamiento lateral de la pared divisoria entre las dos fosas nasales.
    Epistaxis: Sangrado de la nariz, ya sea espontáneo o inducido por hurgarse o sufrir un traumatismo.
    – Fracturas nasales: Hueso roto o agrietado en la nariz.
  • Garganta y cuello: 
    Faringitis: Dolor o irritación en la garganta que puede ocurrir o no al tragar.
    Amigdalitis: Inflamación de las dos almohadillas de tejido ovaladas que se encuentran en la parte posterior de la garganta.
    Adenoiditis: infección de la amígdala faríngea o adenoides.
    Abscesos de amígdalas y cuello: El absceso periamigdalino es una complicación de la amigdalitis.
    Laringitis: Inflamación de la laringe por su uso excesivo, irritación o infección.
    Tos crónica: Sonido repentino, forzado y seco para librar aire y despejar la irritación en la garganta o las vías respiratorias.
    Apneas durante el sueño: Trastorno del sueño potencialmente grave en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar repetidamente.
  • Zumbido de oídos (Acúfeno): Silbido o zumbido en uno o ambos oídos que puede ser constante o ir y venir, a menudo asociado con la pérdida de audición.
  • Sorderas o hipoacusias: Pérdida de la audición ocasionada por una lesión en el oído interno o el nervio que conecta al oído con el cerebro.
  • Vértigo: Es una sensación giratoria repentina que se manifiesta de forma interna o externa, y que suele producirse al mover la cabeza rápidamente.
  • Dolor de oído (otalgia): Dolor en la parte interna o externa del oído que puede interferir en la habilidad para escuchar.
  • Supuración de oídos (otorrea): Secreción blanca y ligeramente sanguinolenta o amarillenta del oído.
  • Obstrucción nasal: La obstrucción nasal es cuando los pasajes nasales están bloqueados o cuando hay dificultad para respirar por la nariz.
  • Rinorrea: Escurrimiento nasal.
  • Sangrados: Liberación de sangre de un vaso sanguíneo roto, ya sea dentro o fuera del cuerpo.
  • Voz ronca (disfonia): Cambios anormales de la voz
  • Dificultad para deglutir (disfagia): Problemas con el descenso de alimentos o líquidos por la garganta.
  • Dolor al deglutir (odinofagia): Dolor al tragar alimentos o líquidos.
  • Ronquido: Sonido ronco o áspero proveniente de la nariz o la boca que se produce cuando se obstruye parcialmente la respiración al dormir.
  • Apneas: Pausa en la respiración de al menos 10 segundos.
  • Cauterización de cornetes con radiofrecuencia: Se realiza para reducir el tamaño de los cornetes y facilitar y mejorar la respiración al paciente.
  • Cauterización por epistaxis: Puede ayudar a prevenir hemorragias (sangrado) nasales. El médico usa un hisopo con una sustancia química o corriente eléctrica para cauterizar el interior de la nariz.
  • Lavado de oídos: Procedimiento que permite remover el exceso de cera, pero que también puede ser usado para retirar cualquier tipo de suciedad que se haya acumulado en el canal auditivo a lo largo del tiempo.
  • Extracción de cuerpos extraños de oído y nariz: Un cuerpo extraño es cualquier objeto que se introduce en el oído, la nariz o la boca y que no debería estar allí, ya que podría ser perjudicial para el niño si no recibe atención médica inmediata.
  • Biopsias: Es la extracción o extirpación de una pequeña porción de tejido para examinarla luego en el laboratorio.
  • Drenaje de abscesos: Forma de extraer pus de una zona u órgano infectado dentro del cuerpo. Esto ayuda a sanar la infección.
  • Reducción de fracturas nasales: Técnica que es posible realizar bajo anestesia local, obteniendo óptimos resultados estéticos y funcio- nales, y siendo bien tolerada por el paciente si la técnica se hace de manera adecuada.
  • Taponamiento nasal: Colocación de una gasa dentro de la fosa nasal para producir una compresión, con el fin de asegurar la hemostasia de una epistaxis.
  • Mechas en oído: La mecha ayuda a extraer el líquido extra del conducto auditivo.
  • Nebulizaciones: Procedimiento médico, que consiste en la administración de un fármaco o elemento terapéutico mediante vaporización a través de la vía respiratoria.
  • Maniobras para vértigo: Técnicas para reducir o eliminar el vértigo.
  • Terapia intratimpánica: Alternativa al uso por vía sistémica ( oral intramuscular o endovenosa) de medicamentos, con el fin de lograr una concentración mayor del medicamento utilizado en el oído interno y así mejorar la efectividad de éste minimizando sus efectos laterales sistémicos.
  • Factor de transferencia: Moléculas diminutas que transfieren información inmunitaria de una entidad a otra.
  • Vacunación contra la influenza: La vacuna anual contra la influenza estacional es la mejor forma de protegerse contra la influenza.
  • Bichectomia: Intervención quirúrgica que consiste en la extracción de las bolas o bolsas de Bichat.
  • Mentoplastia: En la mentoplastia el cirujano utiliza un implante de silicona que resulta muy natural a la zona del mandíbula.
  • Aplicación de toxina botulínica: Evita la contracción del músculo para relajar las arrugas dinámicas, es decir, las líneas de expresión que se producen por contracciones musculares cada vez que realizamos un gesto.
  • Rellenos Faciales: Sustancias que suavizan temporalmente las arrugas cuando se los inyecta en la piel.
  • Rinoseptoplastia, funcional y estética: La nariz se modificará por dentro y por fuera.
  • Adenoidectomia: Cirugía para sacar las glándulas adenoides.
  • Amigdalectomía: Extirpación quirúrgica de las amígdalas, dos almohadillas ovaladas de tejido que se encuentran en la parte posterior de la garganta (una de cada lado).
  • Drenaje de abscesos: Drenar un absceso es una forma de extraer pus de una zona u órgano infectado dentro del cuerpo.
  • Cirugía de oído: Procedimientos para reparar el tejido dañado en el oído.
  • Microlaringoscopias directas: Consiste en la introducción de un tubo metálico en la laringe bajo control microscópico.
  • Nasoendoscopias: Estudio que brinda la misma calidad de imagen que los endoscopios convencionales, es un procedimiento seguro que brinda mayor comodidad a los pacientes, evita el uso de anestésicos y sus posibles complicaciones.
  • Endoscopia de oído, nariz y laringe: Estudio médico para poder visualizar el interior de la nariz y los senos paranasales, cavidades de aire que se encuentran en el cráneo detrás de la frente, huesos de la nariz y mejillas.
  • Pruebas clínicas vestubulare: Las pruebas vestibulares son una serie de pruebas que verifican el funcionamiento de la sección vestibular (equilibrio) del oído interno.

«Todos los estudios y procedimientos se llevan a cabo en un área especializada de una clínica u hospital certificado (dependiendo de la condición o tratamiento)»